Un grupo de rescatistas en el oeste de la India, atendió a un canino que se encontraba paralizado después de que le cayera asfalto caliente en su cuerpo.


El hecho sucedió cuando un transeúnte vio que el perro estaba cubierto de alquitrán, tierra y ramas, por lo que llamó a un centro de rescate local ubicado en Udaipur, Rajasthan. El equipo de trabajó utilizó pequeñas cantidades de aceite vegetal para liberar al perro, logrando así ablandar la brea fría luego de dos días de dura tarea.


Mientras se realizaba la limpieza, el animal empezó a parpadear lentamente en un intento por observar lo que ocurría a su alrededor. El rescate fue todo un éxito.