http://www.youtube.com/watch?v=O9U-NmsgCO8&w=640&h=480



Dos adolescentes británicos quisieron probar que los rumores de que el nuevo teléfono de la Apple se doblaba al ejercer presión eran verdaderos pero, su prueba no resultó como esperaban. Cudy y Danny, se filmaron haciendo el experimento en un Apple Store, con un iPhone 6 Plus que estaba en exhibición, lo que no contaban es que mientras hacían la prueba el teléfono se rompería.


El vídeo comienza con Cudy, el líder, presentándose a sí mismo y a su compañero, Danny. En la introducción, grabada luego de haber ido a la tienda, contó lo que hicieron. El joven informó que, al preguntarle a uno de los vendedores si era verdad que el teléfono se doblaba, éste le había dicho que no, que se trataba de un “rumor de Internet”. Sin embargo, como él y su amigo demostraron, efectivamente se dobla y se rompe.


“La pantalla saltó para afuera y tuvimos que empujarla nuevamente hacia adentro, porque había un montón de gente. Pero pueden ver que sí se dobló”, dijo. Luego pasó a mostrar las imágenes tomadas dentro de la tienda. En un primer momento, parecía que las versiones eran mentira, ya que, a pesar de sus esfuerzos, Cudy (el de la prenda negra) no podía doblar el iPhone.


Sin embargo, cuando Danny (el de rojo) lo tomó y lo apretó con todas sus fuerzas, no sólo se dobló, sino que la pantalla comenzó a salirse. “¡Demonios! Es hora de irse”, dijo entre risas el joven. Pero el otro quería una prueba más. Tras algunos nuevos intentos fallidos de Cudy, Danny volvió a intentarlo y lo dobló aún más. “¡Oh mi Dios, cálmate, cálmate!”, comenzó a exclamar el líder, temeroso de que los descubrieran.


Al final, se pudo ver el diálogo entre los jóvenes y el empleado, que negó las fallas en el equipo. Este vídeo tuvo muchas críticas, no solo porque rompieron un objeto y no lo pagaron, sino porque según muchos comentaristas cualquier teléfono puede romperse si se le aplica esa presión.