LobosEl gobierno español quiere borrar del mapa a 190 lobos ibéricos, una especie que ha gozado de protección europea desde hace tres décadas, cuando estuvo al borde de la extinción por culpa de la caza indiscriminada.


Según estimaciones oficiales, hay unos 2.000 ejemplares de esta especie en la península ibérica. Y después de haber prohibido la caza, ahora la intención de Madrid es fomentarla: quieren promover la caza legal de al menos 10% de estos lobos, mediante la modificación de una norma que los ampara, conocida como la Directiva Hábitat.


Los ganaderos han celebrado la iniciativa, a la que ven como un modo de contrarrestar las pérdidas que causan los ataques frecuentes de los lobos a los rebaños. Pero los grupos ecologistas objetan el propósito oficial de reducir al último gran depredador que queda en la península, sin tomar en cuenta medidas alternativas a la caza.