VacunasA medida que el mundo combate el mortífero brote de Ébola, los expertos en salud están haciendo pruebas a toda velocidad de diversas vacunas, y esperan tener millones de dosis experimentales para el próximo año. El virus ha matado a casi 5.000 personas – en su mayoría en Liberia, Sierra Leona y Guinea – y ha infectado a otras 10.000.


Actualmente no existe una cura o vacuna para el Ébola, que continúa propagándose en el mundo. Los científicos han emprendido la carrera para detener la epidemia de Ébola y están probando diversos fármacos experimentales en pacientes, incluyendo ZMapp y TKM-Ébola.


Además del desarrollo de medicinas, hay una carrera para desarrollar vacunas, con decenas de empresas que trabajan en las dosis experimentales, según dijo la Organización Mundial de la Salud, esta semana. Trabajadores de la salud en los países afectados tendrán la primera oportunidad de probar las vacunas experimentales. GlaxoSmithKline y la Agencia de Salud Pública de Canadá ya están llevando a cabo la primera fase de los ensayos clínicos de dos vacunas experimentales, según la OMS.


Esta última espera tener 12 millones de dosis experimentales para el primer trimestre del próximo año. La vacuna de GSK está siendo probada en voluntarios sanos en el Reino Unido y Malí; la canadiense está en fase de pruebas en voluntarios sanos en los Estados Unidos.


“Si las vacunas resultan ser seguras, decenas de miles de dosis podrían ser utilizadas en los ensayos de África Occidental a partir de enero del próximo año”, dijo la OMS. Otras vacunas en pruebas están siendo desarrolladas por Inovio, y otra por científicos rusos. Según el último informe de la OMS y las cifras dadas a conocer el sábado se han producido al menos 10.141 casos de Ébola – con 4.922 muertes -.


Liberia, Sierra Leona y Guinea acumulan casi todos los casos reflejados en las cifras oficiales. Todos menos uno de los distritos en Liberia y todos los distritos de Sierra Leona han reportado al menos un caso de Ébola desde el inicio del brote en marzo, dijo la OMS.


Cerca de 450 trabajadores de la salud han contraído el virus en todo el mundo. De ellos, 244 han muerto. Ébola se transmite por contacto directo con los fluidos corporales de una persona infectada. El empuje para las vacunas llegó a la vez que se confirmaban nuevos casos de Ébola en Nueva York y Malí, este último el primer caso en esa nación.