amPEDERNALES, República Dominicana.- Desde las ocho de la mañana de este viernes las mujeres de Oviedo se despertaron a protestar porque ya no aguantan más las calamidades que están pasando con el agua potable.


Una hora más tarde los hombres se sumaron a la lucha provocando la paralización de negocios, oficinas públicas y privadas. Neumáticos, piedras, troncos, botellas, se han lanzado en la vía principal, específicamente en la entrada y en la salida del pueblo, ya que llevan cinco meses sin agua.


Los comunitarios exigen que se nombre a dos personas en el lugar donde se bombea el agua para el municipio de Oviedo, ya que según ellos las personas que trabajan en ese lugar en la actualidad tienen un negocio con los que venden el agua.


Un contingente de la Policía Nacional  de Pedernales y Barahona, fue al lugar a tratar de controlar la situación. El Alcalde Marcos Fernández, dijo que no es posible que no hay agua para mandar en Oviedo, pero hay para los camiones venderla. Aseguró que es un negocio que hay con los camiones tanqueros.


Las amas de casas se sienten desesperada ya que tienen que comprar el líquido a 100 pesos el tanque,  y los que no tienen los recursos económicos, van algunos pozos. En varias muchas ocasiones el aseo personal lo hacen agua de botellón. Las personas que se trasladan en transporte público y privado de Pedernales para Barahona, Santo Domingo, otros pueblos y viceversa no han podido desplazarse por la protesta.