yihadistaUn total de 815 personas han muerto en cuarenta días de ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra la ciudad kurdo sirio de Kobani, en la frontera con Turquía, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


La mayoría de los fallecidos son combatientes: 481 miembros del EI y 302 milicianos de las Unidades del Protección del Pueblo Kurdo y de las fuerzas de seguridad kurdas, que defienden la zona.


Las víctimas perecieron en enfrentamientos, bombardeos y atentados con coche bomba registrados en la localidad y sus alrededores, desde el pasado 16 de septiembre, cuando el EI lanzó su actual ofensiva. En estos cuarenta días también perdieron la vida once miembros de brigadas rebeldes y voluntarios que combaten junto a los kurdos, y 21 civiles kurdos.


De los civiles, al menos 17 fueron ejecutados -algunos decapitados-, entre ellos dos adolescentes, en las afueras de Kobani. El Observatorio apuntó que probablemente la cifra de combatientes muertos es el doble de la documentada, debido al fuerte hermetismo de ambos bandos sobre sus bajas, especialmente en las filas del EI.


Kobani está cercada por el EI, a excepción del acceso por el norte, fronterizo con Turquía, país en el que se han refugiado decenas de miles de kurdos sirios. A la espera de que lleguen los refuerzos de los “peshmerga” o fuerzas del Kurdistán iraquí, cuyo paso por territorio turco ha sido autorizado por Ankara, las Unidades de Protección del Pueblo kurdo están logrado que Kobani resista la embestida del EI.


El respaldo de los bombardeos de la coalición internacional y las nuevas armas y municiones lanzadas recientemente por aviones de Estados Unidos han sido fundamentales ante la ofensiva del EI.