IrakAl menos 1.119 iraquíes murieron y otros 1.946 resultaron heridos en actos de violencia en septiembre en Irak, informó hoy la misión de las Naciones Unidas en Irak (UNAMI), que calificó estas cifras de “un mínimo absoluto” de víctimas.


El número de civiles muertos ascendió a 854 y el de heridos a 1.604, mientras que fallecieron 265 miembros de las fuerzas de seguridad (incluidas las tropas kurdas, fuerzas especiales y las milicias que apoyan al Ejército iraquí) y 342 resultaron heridos, indicó la UNAMI en un comunicado.


En la nota no se especifican las circunstancias en la que murieron los integrantes de las fuerzas de seguridad y tampoco ofrece cifras sobre el número de muertos o heridos en las filas del grupo yihadista Estado Islámico (EI). Irak vive desde el pasado junio una cruenta guerra contra el EI, que ha proclamado un califato en zonas del país y de Siria bajo su control.


Por provincias, Bagdad fue la gobernación con mayor número de fallecidos, al haber registrado 1.335 víctimas civiles, seguida de Saladino (298), Kirkuk (59), Diyala (36) y Nínive (73). Las cifras tampoco incluyen las bajas en las operaciones registradas en la provincia de Al Anbar, en el oeste del país, ante la dificultad de verificar algunos sucesos y elaborar un informe sobre las víctimas.


La ONU informa en su texto de la imposibilidad de verificar informaciones sobre un gran número de víctimas de los efectos secundarios de la violencia tales como falta de agua, alimentos, medicinas o cuidados sanitarios. Por ello, insistió en que “las cifras presentadas tienen que ser consideradas como un mínimo absoluto”.