SUICIDIOS-HIST-JS-PART2-300x200MÉXICO.- Los hombres tienen cuatro veces más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio, según un informe presentado este miércoles por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Señala también que cerca de 65,000 personas se quitan la vida cada año en la región de las Américas – más de siete cada hora. El El informe “Mortalidad por suicidio en las Américas” se basa en los datos de 48 países y territorios de la región, y muestra que el suicidio es un problema de salud relevante y una de las principales causas de muerte prevenible en el continente.


“Hay muchos aspectos del suicidio que lo hacen especialmente trágico: el grave sufrimiento emocional de quien se quita la vida; los sentimientos de pérdida, abandono o culpa de los familiares y amigos que quedan atrás; y es tan permanente y muchas veces por problemas que se pueden solucionar”, dijo la Directora de la OPS, Carissa F. Etienne.


“Sin embargo, en gran medida el suicidio se puede prevenir. Distintas investigaciones han mostrado que reducir el acceso a los medios más comunes, como armas, pesticidas y ciertos medicamentos, ayudan a disminuir la cantidad de suicidios”, añadió.


Considerada como región, las Américas tiene una tasa de suicidio (7.3 por cada 100.000 habitantes) menor que el promedio mundial (11.4 por 100.000) e inferior a la de otras regiones. Dentro de las Américas, sin embargo, las tasas varían de forma significativa entre los países, así como según la edad y el género. Entre las subregiones, América del Norte y el Caribe no hispano tienen las tasas de suicidio más altas. Los hombres presentan tasas más altas que las mujeres en todos los países de la región. Entre todos los grupos de edad, las tasas más altas se registran entre las personas mayores de 70 años.


Entre otros hallazgos significativos en el nuevo informe, figuran:


-El suicidio es la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 25 años.
-Los adultos mayores de 70 años son los que tienen más probabilidad de morir por suicidio.
-Los hombres tienen 4 veces más probabilidades de morir por suicidio que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos de suicidio.
-El método más común de suicidio en la región es la sofocación (incluyendo el ahorcamiento), seguido del uso de armas de fuego y el envenenamiento (incluyendo sobredosis de drogas e ingesta de pesticidas).
-El suicidio descendió ligeramente en América del Norte 2005 y 2009, pero se incrementó en América Latina y el Caribe.
-Los 6 países en la región con las tasas de suicidio más altas fueron (en 2009): Cuba (con 16.3 por 100,000), Guyana (16.0), Surinam (14.8), Trinidad y Tobago (12.4), Canadá (12.0) y los Estados Unidos (11.4).
-Los 3 países y territorios con las tasas más bajas – menos de un suicidio por 100,000 habitantes en 2009 – fueron Haití (0.05), Bolivia (0.16), Jamaica (0.30), Anguila (0.82), Antigua y Barbuda (0.89) y Perú (0.99).


El informe señala que estos y otros hallazgos deben ser interpretados con cuidado, ya que la calidad de los datos puede variar de forma significativa entre los países. Además, factores culturales, religiosos y hasta legales llevan a un subregistro de suicidio en muchos países, lo que sugiere que probablemente el informe subestima la real carga de suicidio en las Américas.


Este reporte también indica que hay que una fuerte relación entre el suicidio y los problemas de salud mental. La investigación sugiere que la enfermedad mental es un factor hasta en el 90% de todos los suicidios. En ese sentido, recomienda que los países evalúen sus sistemas de salud mental para determinar si tienen programas, servicios y recursos para prevenir y tratar los problemas asociados con la conducta suicida. “Tenemos que detectar esos casos de manera temprana, así como también tratar los trastornos mentales como la depresión y el abuso de alcohol”, dijo la Directora de OPS.


“En todas las comunidades y en todos los servicios de atención primaria debemos identificar, monitorear y brindar atención a las personas que están en riesgo. Debemos tener especial cuidado con aquellos que lo han intentado previamente. Pero prevenir el suicidio no es sólo responsabilidad de los trabajadores de la salud; las comunidades, las familias, los grupos religiosos y los grupos sociales deben involucrarse”, indicó.


La OPS trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.