comb


SANTO DOMINGO. De continuar la tendencia a la baja de los precios de los combustibles, el Gobierno dejaría de percibir a final de 2014, alrededor de RD$800 millones por concepto de los impuestos directos.


El pronóstico es del ministro de Industria y Comercio, José del Castillo Saviñón, quien consideró que “habrá que hacer un ajuste tributario” para compensar el efecto que el desbalance podría causar.


No obstante, el funcionario resaltó el lado positivo de las rebajas de los precios de los combustibles para la población en general, y también para el gobierno, que se beneficia de la baja de la factura petrolera y de una disminución del déficit con el sector eléctrico. Castillo habló luego de firmar un convenio interinstitucional para producción más limpia en sectores de la industria y agroindustria.