Santiago. Los dos canales de riego que en su momento sirvieron para los quehaceres del hogar y hasta para el consumo humano, están en total descuido y han sido convertido en vertederos para lanzar basura.Algunas personas los utilizan para la crianza de cerdo y vacas que son alimentados con los desperdicios que arrojan los moradores de las zonas. En un trayecto de prácticamente cuatro kilómetros del canal Ulises Francisco Espaillat que recorre al sector Cienfuegos hasta la autopista Joaquín Balaguer, operan desde metaleras hasta negocios improvisados.


“Antes lavábamos la ropa en el canal, y muchos hasta llegaron a consumir el agua, hoy día nadie se atreve a usarla, por los altos niveles de contaminación ocasionado por la basura que lanzan”, expresó Mercedes Reyes, residente en el barrio Villa Rosa, del sector Cienfuegos.


Faltan controles


Reyes reconoce que el camión recolector de basura pasa hasta dos y tres veces a la semana, pero atribuye la arrabalización del lugar a los consumidores de drogas que escarban en los desperdicios en busca de objetos de metal. El trayecto es patrullado por dos agentes en motocicletas, pero no apresan a los responsables de contaminar las aguas.


El director de la Defensa Civil de Santiago, Francisco Arias, dijo que en esas mismas condiciones se encuentra el canal Monsieur Bogaert, que recorre un trayecto del distrito municipal de La Canela, al oeste de Santiago.


Arias consideró que además de evitar la basura, se requiere que sea limpiado el sedimento. “A veces a los brigadistas se les dificulta buscar un cuerpo cuando reportan una persona ahogada, debido a que estos canales están repletos de basura”, indicó Arias. Al igual que los canales de riego, el descuido y arrabalización se observan en algunas cañadas arropadas por los desperdicios.


Creen Medio Ambiente debe aplicar sanciones


En las comunidades afectadas reclaman de la intervención del Ministerio de Medio Ambiente para que empiece a aplicar sanciones contra los responsables por la contaminación de los canales de riego. Dijeron que se requiere de mayores esfuerzos para limpiar e higienizar los canales, donde también van a parar los excrementos de los cerdos que crían en los alrededores.