estSAN PEDRO DE MACORÍS. El 70% de los servicios de internamiento de cirugía, pediatría, medicina interna y obstetricia están cerrados en los hospitales Antonio Musa, de San Pedro de Macorís, y en el de las provincias Hato Mayor, El Seibo, Higüey y La Romana.


Así lo informó ayer el doctor Hipólito Medina (Morocho), director Regional de Salud y Seguridad Social del Partido Revolucionario Moderno (PRM), quien advirtió que la crisis del sector salud en la región Este del país amenaza la vida de la población oriental.


Indicó que la situación se debe porque el Gobierno cerró parte de los hospitales para su reconstrucción pero tienen seis meses parados porque no le han pagado a los contratistas. Manifestó que los hospitales, las direcciones regionales y provinciales tiene tres meses que no reciben las subvenciones que son imprescindibles para medicamentos, reactivos, mantenimiento, material gastable e higiene.


“Los hospitales están en crisis, sin higiene, equipos, fármacos, reactivos, RX, EKG y material gastable, elemento fundamental para la salud”, expresó. Medina puso como ejemplo el hospital regional Antonio Musa por la carencia de todos los servicios básicos y la falta de higiene, por lo que se ha convertido en un “moridero” de pobres debido al hacinamiento


El dirigente responsabilizó de esa situación al presidente Danilo Medina por no entregar regularmente los recursos a la salud conforme al Presupuesto. Señaló que esto implica las graves crisis de epidemia, enfermedades y aumento de la mortalidad materno-infantil.


Consideró que esto es una violación a la ley y un atentado a la salud de los pobres, por lo que pidió al Congreso, a la opinión pública e instituciones sociales exigir la solución a estos problemas que afectan la vida de la población de la región Este.