HAMILTON-730x399SUZUKA, Japón. AFP. El británico Lewis Hamilton de la escudería Mercedes ganó ayer el Gran Premio de Japón de Fórmula 1, disputado en el circuito de Suzuka, que fue interrumpido en la vuelta 46 tras dos accidentes que terminaron con el francés Jules Bianchi (Marusia) en el hospital.


Las salidas de pista de los monoplazas de Adrian Sutil (Sauber) y Bianchi, cuando faltaban siete vueltas, provocaron la interrupción definitiva de la carrera que se disputó bajó una fuerte lluvia. Como se completaron 46 de las 53 vueltas previstas, se repartieron la totalidad de los puntos en juego. El francés Bianchi fue trasladado inconsciente a un hospital cercano en ambulancia escoltado por motos. La carrera se disputo de principio a fin en una pista calada. Terminó, como viene siendo costumbre este año, con un doblete de Mercedes, con la 8º victoria de Hamilton, por delante delos alemanes Nico Rosberg (Mercedes) y Sebastian Vettel (Red Bull). En el podio no hubo la tradicional celebración con champagne debido a la preocupación por el estado de Bianchi cuyo monoplaza chocó contra un vehículo que estaba retirando el coche de Sutil, cuando el coche de seguridad salía de nuevo a pista, en la vuelta 44, tras el grave accidente del alemán.


Bianchi lucha por su vida. El francés Jules Bianchi (Marussia), de 25 años, víctima de un grave accidente en las últimas vueltas del Gran Premio de Japón lucha por su vida en un hospital nipón cercano a la pista.


Bianchi, inconsciente, estaba todavía en el ‘cockpit’ (puesto del piloto), con el casco quitado, cuando llegó la ayuda, que le colocó una máscara de oxígeno antes de ponerle en una camilla y meterle en una ambulancia. Después, como el helicóptero no podía volar por las condiciones meteorológicas (un tifón), fue enviado por carretera al hospital Yokkaichi, donde fue operado de urgencia para reducir “un hematoma en la cabeza”, indicó su padre Philippe.


El golpe que se dio Bianchi, cuyo Marussia se salió de la calada pista en la 43ª vuelta de las 53 previstas, fue tremendo. Bianchi tuvo la mala fortuna de golpearse con la parte trasera de una grúa, que retiraba, entre dos raíles de seguridad, el Sauber del alemán Adrian Sutil, que se acababa .


Grave lesión


Un escáner hospitalario “mostró que sufre una grave lesión en la cabeza”, informó la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). “Está siendo operado y, luego, será transferido a la unidad de cuidados intensivos. El hospital general de Mie difundirá un comunicado de salud en el que detallará esta información”, añadió la organización del Mundial de Fórmula 1 Entrada la noche en Japón, la operación terminó pero no habrá noticias hasta el lunes ya que como se informó.