haitEl gobierno de Haití restringirá la entrada a ese país de personas provenientes de tres de las naciones africanas más afectadas por la epidemia del ébola, Guinea, Liberia o Sierra Leona, como parte de las medidas aplicadas para hacer frente a la eventual expansión del temible virus.


El primer ministro Laurent Lamothe, que ayer participó con el presidente Michel Martelly en la Cumbre Extraordinaria del ALBA contra el ébola, difundió un comunicado que señala que los habitantes de los países mencionados o las personas que los hayan visitado recientemente serán autorizados a entrar a Haití sólo en un lapso de 28 días a partir de la fecha de salida de esas naciones.


“Una vez cumplido el plazo, estas personas y las que hayan visitado los países nombrados, o cualquier otro de África occidental, deberán presentar en el puerto de desembarque en Haití una tarjeta de salud expedida por un centro autorizado de su gobierno, incluyendo un análisis de sangre obligatorio para el virus del ébola”, agregó el comunicado.


El virus causante del ébola registra uno de los peores brotes en la historia reciente. La enfermedad se propaga a través de las mucosas y de fluidos o secreciones corporales como heces, orina, saliva y semen de personas infectadas, y es muy difícil de controlar. Hasta la semana pasada, al menos 4,493 personas, principalmente en el oeste de África, han muerto durante el peor brote de ébola desde que la enfermedad fue identificada en 1976, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).


La semana pasada, Lamothe sostuvo una reunión con la ministra de Salud, Florence Duperval Guillaume; y el ministro de Educación y Nesmy Manigat, en la que se discutió la aplicación de un plan de respuesta contra la enfermedad. Haití se unió con la medida a otros siete países de la Comunidad de Caribe (Caricom) -al que Haití pertenece desde el 2002- que han aplicado algún tipo de restricción a la entrada de personas originarias de los países más afectados por el ébola.


El gobierno de Haití ya había pedido en agosto a sus ciudadanos que eviten viajar a los países afectados por el ébola y aseguró que ya se estaban aplicando las medidas necesarias para mejorar la vigilancia epidemiológica en colaboración con especialistas como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro para el Control de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.


El gobierno también solicitó a la población mantener la calma y seguir sus orientaciones. y recomendó a las agencias internacionales con presencia en el país, que suspendan la rotación de sus miembros en las naciones donde se han reportado casos de ébola.