greDecenas de enfermeras se apostaron frente al edificio que aloja al Sindicato Nacional de Trabajadores de Enfermería (SINATRAE) ante la negativa de esta organización de aceptar sus renuncias para pasar a la Asociación Nacional de Enfermería (ASONAEN).


En tanto que Julio César Cruceta, secretario general del SINATRAE, expresó que las enfermeras que quieran renunciar solo tienen que acudir a esa entidad con una carta en tal sentido, mientras acusó a la presidenta de ASONAEN de azuzar a sus miembros por razones políticas.


Andrea Ferrera, de asuntos internacionales de Asonaen, recordó que el derecho a la sindicalización está establecido en el Código de Trabajo, por lo que nadie puede coartarles el derecho a las norsas a afiliarse en la organización que consideren conveniente.


Definió como ilegal una notificación que llevaron el Sinatrae y demás gremios de enfermería al Ministerio de Salud Pública donde advierten que si ellos no autorizan la desafiliación, el organismo del Estado debe abstenerse. En una comunicación entregada a la prensa, las enfermeras orientadas por Asonaen citan las razones por la que se desafilian de los demás gremios, como que no responden a sus intereses.