El Gobierno ha sometido a un estudio ponderado y prudente el contenido de la sentencia emitida por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos mediante la cual se acusa a la República Dominicana de violar los derechos humanos y la nacionalidad a algunos dominicanos descendientes de haitianos en situación irregular en territorio nacional.


Así lo informó el vocero del Gobierno, Roberto Rodríguez Marchena, quien presentó el documento de 160 páginas emitidas por la Corte sobre la situación de los descendientes de haitianos que reclaman la nacionalidad dominicana.


Aseguró que técnicos del Gobierno realizan las ponderaciones necesarias sobre el documento y a más tardar este viernes se fijará la posición del país sobre las recomendaciones y acusaciones contenidas en la sentencia de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos.