famSanto Domingo. RD.-Indignados  están los familiares del joven Francis Alberto González de 30 años de edad, señalado erróneamente por las autoridades del Metro de Santo Domingo, como autor de encender una mochila en un vagón del tren.


El joven quien tras el atentado en el metro de Santo Domingo, quedó con al menos un 60 por ciento de su cuerpo quemado se encuentra interno en el Hospital Morgan de esta capital.


Desde que se enteraron del acto terrorista, la vida de la familia González Silvestre cambió de inmediato, según el abuelo del joven Francis, Francisco Silvestre Reyes de 87 años,  describe con gran tristeza a su nieto y lo defendió alegando que la crianza y educación de su nieto no le permitirían cometer un acto tan atroz, como el ocurrido hoy en el metro de Santo Domingo.


Los padres de la víctima, quien está ingresado en la Unidad de Quemados del Hospital Morgan de Santo Domingo, afirman que a su hijo lo mataron moralmente, criticando el papel que han jugado los medios de comunicación al divulgar a primeras horas de lo ocurrido, que el culpable de dicho atentado había sido su hijo, creando confusión y desmintiendo esto, horas más tarde.


El personal médico que atiende a González Silvestre, no ha dado información aún sobre su condición médica.