sgtoFamiliares del sargento mayor de la Policía Nacional Deyvi Junior Garó Cepeda, de 36 años, que fue ultimado por desconocidos en el kilómetro 18 de la autopista Duarte cuando se dirigía a su casa, creen que a su pariente lo mandaron a matar por lo que esperan que el caso sea investigado.


“No fue para atracarlo, si habría sido para asaltarlo le quitan el motor, no le llevaron nada, le dieron un tiro en un ojo y un tiro en el pecho”, dijo ayer Andrés Junior Garó Cepeda, hermano de la víctima.


Dijo que su hermano tenía 15 años en la Policía Nacional y era padre de tres niños menores de edad. Señaló que al momento de producirse el hecho el suboficial se encontraba vestido con ropa policial.