YihaditasEl grupo yihadista Estado Islámico (EI) detuvo este sábado a más de 120 personas, entre ellas varios exoficiales de la Policía, en una zona al sur de la ciudad iraquí de Mosul, capital de la provincia septentrional de Nínive.


Las detenciones se registraron tras el asesinato hace tres días de un importante dirigente del EI, informó a Efe el jefe del Comité de Seguridad del Consejo de la provincia de Nínive, Mohamed al Bayati.


Una fuerza armada con vehículos blindados, conocida como “La Brigada Afgana”, se encargó de las detenciones, que se prolongaron hasta después del mediodía en varias localidades de la zona de Al Shura. Entre los detenidos figuran dos exgenerales, seis excoroneles y varios extenientes coroneles y excapitanes, que fueron trasladados en camiones a dos cárceles de Mosul.


El cabecilla yihadista asesinado, identificado como Anmar Mohamed, apodado “Anmar Hanan”, era considerado uno de los más importantes dirigentes del EI en las zonas del sur de Mosul. Junto a este cabecilla murieron otros dos yihadistas en un ataque perpetrado en Al Shura, a unos 40 kilómetros al sur de Mosul.


Habitantes de Al Shura dijeron que varias personas de la zona que colaboran con el EI delataron a los detenidos y acompañaron encapuchados a las fuerzas que efectuaron los arrestos. Varios grupos armados anunciaron en julio pasado el inicio de una lucha para expulsar al EI de Mosul. Su último ataque fue precisamente contra el importante cabecilla en Al Shura.