sgtoSANTIAGO.  Está fuera de peligro el sargento mayor de la Policía Pablo Martínez, quien recibió dos balazos en el abdomen por parte de dos delincuentes que asaltaban a una mujer frente a la residencia de Elsa Brito, madre del procurador general, Francisco Domínguez Brito, en el sector Jardines Metropolitanos, donde presta servicio.


El agente hirió a uno de los asaltantes, antes de recibir las heridas que por poco le cuestan la vida. Fue trasladado de urgencia al hospital Presidente Estrella Ureña y operado. Su estado es estable, pero de cuidado. El jefe de la Dirección Regional Cibao Central de la Policía, general Orison Olivense Minaya, ordenó una investigación del caso.