aguSANTIAGO. El suministro de agua potable en esta ciudad sigue crítico, a pesar de que en las últimas horas se han producido algunas lluvias en la región del Cibao.


El Departamento de Relaciones Públicas de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santiago (CORAASAN) informó que los niveles de la presa de Tavera no han aumentado; por el contrario, lo que se ha producido es una disminución de 10 centímetros del embalse de la presa.


Darío Fernández, vocero de CORAASAN, indicó que el nivel de la presa de Tavera ahora es de 313.15 sobre el nivel del mar, cuando debía estar en 327.50 para poder derivar agua para el consumo humano, generación de energía y el riego. Mientras tanto, CORAASAN mantiene el programa de racionar el suministro de agua a los diferentes sectores del municipio, así como a localidades vecinas entre ellas Moca, Tamboril, Jánico y San José de las Matas.


En esta ciudad existe una demanda diaria de unos 135 millones de galones de agua y CORAASAN tiene un déficit superior a los 30 millones de galones. Como forma de aliviar las penurias a las familias que no reciben el líquido, CORAASAN inició un programa de distribución de agua gratis, con siete camiones-cisternas.


Esa situación de precariedad en el suministro de agua potable se mantendrá hasta tanto no se produzcan fuertes precipitaciones en la cabecera de los ríos y arroyos que surten el embalse de la presa de Tavera.