GemelasShelby Magnani, una residente de Iowa, Estados Unidos, concurrió al hospital por un fuerte dolor en el estómago. Pero su médico le dijo lo último que esperaba oír: estaba embarazada de gemelos y estaba por dar a luz.


”Sufría un dolor agudo en el costado izquierdo y fui a ver al doctor, y me dijeron: ‘Creemos que podrías estar embarazada’. Me dijeron que estaba de seis meses y que bajara a emergencias. Me hicieron un ultrasonido y dijeron que tenía gemelos”, detalló.


A las pocas horas de entrar al hospital, Shelby dio a luz por cesárea a Anna y Ava, quienes pesaban 4 libras con 6 onzas y 3 libras con onzas, respectivamente. “Ambas son pequeños milagros. Hubo tantas cosas que podrían haber salido mal y no lo pasaron”, dijo la emocionada madre.