MetroLas 14 estaciones que conforman la segunda línea del Metro de Santo Domingo, ubicadas en el trayecto de la avenida Luperón (kilómetro 9 de la Autopista Duarte) hasta la avenida Francisco del Rosario Sánchez, mostraron un flujo normal de usuarios la mañana de ayer.


A pesar del incidente ocurrido a las 8:30 a.m. del pasado lunes, donde un hombre prendió fuego a un artefacto incendiario dentro de una mochila en el interior de tres vagones del Metro, estudiantes, amas de casa, empleados, trabajadores independientes y personas con condiciones especiales, abordaron el sistema ferroviario para dirigirse a sus destinos.


Pasajeros entrevistados a la entrada y salida de la estación Ramón Cáceres, en la avenida Duarte, donde se produjo el hecho, lamentaron lo ocurrido, al tiempo que expresaron su confianza en el moderno transporte, y exhortaron a la Oficina para el Reordenamiento del Transporte (OPRET) reforzar las medidas de seguridad del moderno sistema de transporte, sin impedir el uso de bultos y mochilas.


“Yo tengo confianza en el sistema realmente. Utilizo diariamente el Metro”, opinó al salir de la referida estación el estudiante de contabilidad Joan de la Cruz, quien se trasladaba desde Villa Mella, municipio Santo Domingo Norte, a la casa de un compañero de estudios en el Distrito Nacional. No obstante, el universitario entiende que las medidas de seguridad deben ser fortalecidas, sin prohibir que las personas carguen bultos o mochilas.


Para el estudiante de refrigeración Juan Piña, los agentes del Cuerpo Especializado Para la Seguridad del Metro (CESMET) deben ser más cautos, para que así puedan detectar “personas extrañas y malintencionadas”. “Hay que tener mayor precaución. Fue algo fuerte”, agregó antes de entrar a la estación.


José D’ Aza, quien se traslada diariamente desde la estación Ramón Cáceres hacia la estación María Montez para trabajar como camarero en un restaurante, manifestó confiar “totalmente” en el sistema de trenes, “porque es seguro”. Dijo que en cualquier país puede ocurrir un suceso similar. “Se debe revisar a las personas con mochilas para que la gente se sienta más confiada con el servicio”, acotó.