PoliciasEste beso entre dos agentes de policía tanzanos acabó con sus dos protagonistas despedidos. También perdió su trabajo el compañero que tomó la instantánea y la colgó en las redes. La imagen, tomada en Kagera, en el noroeste de Tanzania, estaba protagonizada por dos jóvenes agentes que no dudaron en fotografiarse mostrando su amor, eso sí, de uniforme.


Henry Mwaibambe, comandante de la policía regional, argumentó a la BBC los motivos del despido, muy criticado en las redes sociales por miles de internautas que recordaban a las autoridades que se preocupen más por los problemas de corrupción en el país que por estas cosas.


“Violaron el código de conducta de la policía. En este caso no fue el beso en sí lo que provocó el despido, sino el hecho de que ocurriera en público, llevaran uniforme y que fuera publicado en la red”, explicó el comandante.Masoud George, abogado del Centro Legal y de Derechos Humanos de Tanzania, aclaró que, aunque pareciese un castigo excesivo para los agentes, el despido no era ilegal si realmente había violado el código de conducta policial.