plantas electricasLa deuda acumulada por el Gobierno con los generadores de energía eléctrica ha batido un nuevo récord en la última semana de septiembre al llegar a US$905 millones, desde los US$818 millones que se registró a finales de agosto.


Como consecuencia de esta situación, varias de las empresas de generación están a punto de quedarse sin fondos para comprar combustible y eso las llevaría a tener que apagar sus plantas, según informó la Asociación Dominicana de la Industria Eléctrica (ADIE).


Señala que ante el impago de parte del Gobierno, las generadoras han venido solicitando préstamos para poder mantener sus operaciones. Fruto de esta situación, dice una nota de la ADIE, algunos generadores ya se han retirado del mercado dominicano hacia otros más confiables, como Panamá. Agrega la población también es afectada, porque aumentarían los apagones que ya de por sí provocan las distribuidoras por su ineficiencia de gestión y comercialización. Dice que las Edes no son capaces de cobrar a los consumidores toda la electricidad que les sirven y sus pérdidas son de 33%.


La ADIE en un comunicado hizo un llamado al Gobierno para que honre este compromiso, ya que es la única garantía que existe para asegurar el suministro y la sostenibilidad del sistema eléctrico a corto plazo.