avSANTO DOMINGO. El presidente de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), Julio César Souffront Velázquez, dijo ayer que no existen indicios de que el avión Hawker 125, matrícula N600 AE , que desapareció hace varias semanas cuando salió del Aeropuerto Internacional de Las Américas (AILA), tenga registro de ilegalidad, ya que solo “hubo una violación del procedimiento de aviación”.


La aeronave salió de la terminal aérea el pasado día 9 con destino a Punta Cana, no cumplió su ruta, y minutos después de despegar, apagó el transportador, por lo que hasta el momento se desconoce su paradero. “Aquí no se violó absolutamente nada que no haya sido el procesamiento protocolar de aviación y que las autoridades tampoco tienen control, porque usted con su avión cuando tiene un plan de vuelo puede variar en cualquier momento”, dijo.


Explicó que como institución están verificando el último punto donde fue detectada la aeronave y aseguró que las investigaciones están muy avanzadas. El presidente de la DNCD indicó que la última vez que tuvieron rastro del avión fue cuando un radar lo detectó en Colombia, y explicó que las investigaciones internacionales continúan.


Señaló que la única conexión que podría haber con el narcotráfico en este caso es que los parientes de Fabio Urbino y Héctor Ríos, los pilotos de la aeronave, no los hayan reclamado, ni tampoco los reportaran como fallecidos.