La joven que habita el valle de Omo Rover al sur de Etiopía sorprende a todos con el tamaño de su boca. La tribu surma mantiene la antiquísima tradición de que las mujeres se perforen el labio inferior y lleven discos en él. La mayoría usa unos que oscilan entre los 10 y los 20 centímetros de circunferencia. Pero el de esta joven llega casi a los ¡60 centímetros!


“Ya pasaron tres años desde la primera vez que me perforé el labio. Viajé lejos de mi aldea para hacerlo con una mujer especial”, cuenta la joven de 20 años en el documental que hicieron un equipo de camarógrafos australianos liderados por Abrahem Joffe.


“Es una tradición en nuestra cultura. Por eso lo hice. Mientras crecía, siempre veía a las mujeres usar el disco de labio, y cuando lo pude usar me sentí muy orgullosa. Me hace sentir que pertenezco”, agregó.


Tiene 59,5 centímetros de circunferencia y 19,5 centímetros de diámetro. Y desde los récords Guinness se constató que Eligidagne tiene el labio perforado más grande del mundo.


Si bien el gobierno de Etiopía prohibió las perforaciones en muchas tribus las siguen haciendo porque forman parte de sus tradiciones. Las perforaciones traten complicaciones e infecciones, ya que deben sacarse los dientes incisivos inferiores.


“Claro que he visto otros discos grandes -dice-, pero ninguno tan grande como el mío. Aunque no creo que sea lo suficientemente grande y quiero agrandarlo aún más”, exclamó esta joven que sorprende a todos.


“Hay dos razones por las que me removí los dos dientes de abajo. Primero, si me enfermo de tétanos, se puede verter agua por allí. Y segundo, me permite comer y beber usando el disco”, relató Eligidagne.


“Mi madre, su madre y la madre de su madre, todas tuvieron esto. No sé por qué comenzó la tradición, pero las generaciones más jóvenes ya no quieren perforarse el labio, y yo tengo que aceptarlo”, concluyó.