aeBangkok, 2 oct (EFE).- Científicos tailandeses anunciaron hoy el descubrimiento de un nuevo tipo de anticuerpo contra el virus del ébola “más efectivo” que los existentes, aunque aún está pendiente de experimentación en animales y humanos.


“Estamos muy orgullosos de haber creado una nueva terapia de anticuerpo contra la fiebre del ébola”, indicó en conferencia de prensa Udom Kahinton, miembro del equipo de investigadores de la Facultad de Medicina del Hospital Siriraj en Bangkok.


“Es una nueva estructura del anticuerpo, un nuevo mecanismo, para matar la fiebre del ébola de forma más efectiva”, precisó Udom, quien agregó que espera buenos resultados cuando se realicen experimentos con animales en el laboratorio y con humanos.


Según su investigación, este nuevo anticuerpo es lo suficientemente pequeño para entrar en la célula y destruir las proteínas del ébola, es inocuo para las personas porque se ha desarrollado a partir de genes humanos y podrán producirse en grandes cantidades.


Los investigadores señalaron que las pruebas pueden requerir un año, aunque el tiempo se podría acortar con más financiación y medios, antes de crear una vacuna experimental. Siam Bioscience, una empresa farmacéutica creada con participación de Tailandia y Cuba, se ha mostrado interesada en los ensayos de este nuevo anticuerpo.


De momento, hay varios medicamentos experimentales contra el ébola, incluido el ZMapp -un cóctel de tres tipos de anticuerpo- y se espera que las compañías GlaxoSmithKline (GSK) y NewLink Genetic anuncien una vacuna antes de que termine el año.


En seis meses, el ébola ha infectado a 6.553 personas y ha causado la muerte de 3.100 en Liberia, Sierra Leona o Guinea, tres de los países más afectados por la epidemia en África Occidental. Se trata de la mayor epidemia de esta enfermedad jamás registrada desde que el virus se descubrió en 1976 en la República Democrática del Congo (antiguo Zaire).


Médicos Sin Fronteras asegura que las limitaciones logísticas le impiden aumentar su ayuda en países como Liberia, Sierra Leona o Guinea y, de acuerdo con el Banco Mundial, el impacto económico del ébola podría ser “catastrófico” en los tres países epicentro de la epidemia y cifrarse en más de 800 millones de dólares para 2015.


“Si no detenemos el ébola, se extenderá a otros países”, dijo ayer el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien recordó que precisamente este martes se confirmó el primer caso de ébola diagnosticado en Estados Unidos y apuntó que los escenarios más negativos hablan de que podría llegarse hasta los 1,4 millones de personas infectadas. El ébola -que se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados- causa hemorragias graves y puede tener una tasa de mortalidad del 90 por ciento. EFE