GuerraKiev cifró hoy en casi mil el número de militares y combatientes ucranianos que han muerto en enfrentamientos con los separatistas prorrusos en el este de Ucrania. “Las bajas mortales durante todo el periodo de atentados terroristas en territorio de las regiones de Donetsk y Lugansk, incluidas las acciones (militares) en las zonas de la operación antiterrorista, sumaron 953 efectivos”, afirmó el fiscal general militar de Ucrania, Anatoli Matios, en rueda de prensa.


Agregó que otros 3.627 efectivos ha sido heridos en el curso de la operación antiterrorista lanzada por Kiev en respuesta a la sublevación prorrusa en el este del país tras el derrocamiento en febrero del presidente Víktor Yanukóvich.


Según Matios, en las últimas 24 horas cinco soldados ucranianos han muerto y otros 28 han resultados heridos en las escaramuzas que prosiguen en el este del país pese a la tregua acordada hace un mes en Minsk entre las partes beligerantes. Desde el anuncio a principios de septiembre del alto el fuego, agregó, 64 efectivos ucranianos han perdido la vida y otros 346 han resultado heridos.


Los combates más intensos se desarrollan cerca del aeropuerto Serguéi Prokofiev de Donetsk, el mayor foco de tensión entre Kiev y los rebeldes desde que ambos bandos declararan la tregua y acordaran, dos semanas después, el repliegue del armamento pesado de una zona de seguridad de 30 kilómetros.


Según los prorrusos, las fuerzas ucranianas continúan empleando su artillería contra barrios residenciales de esa urbe, poblada antes del estallido del conflicto por casi un millón de habitantes. Mientras, según el ayuntamiento de Donetsk, en las últimas veinticuatro horas cuatro civiles murieron a consecuencia de los cañoneos contra la ciudad.