Hong KongDesde tempranas horas de la mañana, la situación en Hong Kong se mantuvo en calma después de que los estudiantes y el gobierno alcanzaran un acuerdo para iniciar conversaciones el viernes, a pesar de grandes diferencias.


Sólo unos pocos cientos de manifestantes prodemocráticos continuaban bloqueando las principales arterias en Admiralty y Mong Kok, mientras que la policía mantenía la distancia.


Por tercer día consecutivo, los empleados del gobierno pudieron ir a trabajar sin problemas, pasando por las aperturas en los bloqueos, donde sólo permanecían decenas de manifestantes. A pesar del acuerdo para iniciar conversaciones el viernes, muchos estudiantes quieren seguir protestando para mantener la presión sobre las autoridades.