Boko HaramMilicianos de la secta radical islámica Boko Haram han tomado el control de la importante ciudad de Mubi, en el noreste de Nigeria, días después de que el Gobierno afirmara que sigue negociando el cese de hostilidades con el grupo terrorista, según declaraciones de residentes recogidas hoy por medios locales.


El asalto a la segunda ciudad más poblada del Estado de Adamawa, con 250.000 habitantes, se produjo el miércoles, cuando los islamistas entraron en Mubi y se enfrentaron a los soldados nigerianos. Según afirmaron testigos al diario “Nigeria Today”, los terroristas habrían invadido y quemado el cuartel de la Policía y abierto las cárceles.


La cifra de víctimas no ha sido confirmada por el Gobierno y, ante la retirada de los soldados, centenares de habitantes de Mubi huyeron de la ciudad. Tras entrar en Mubi, los hombres de Boko Haram también tomaron la localidad cercana de Vimtim, mientras los terroristas continúan su asedio a otras poblaciones de la zona.


En Mubi, los islamistas han comenzado a predicar el Islam y reclutar yihadistas para su causa, según informa al “Daily Post” un residente de Uba, localidad situada a 30 kilómetros de Mubi. Esta nueva campaña de asalto a ciudades en el norte del país se produce dos semanas después de que el Ejército anunciara un alto el fuego con Boko Haram y la inminente liberación de las más de 200 niñas secuestradas por el grupo terrorista el pasado abril, algo que todavía no se ha producido.


Esta misma semana, el Gobierno de Goodluck Jonathan ha afirmado que continúa negociando con los terroristas, aunque Boko Haram no ha dejado de atacar ciudades y ha secuestrado a al menos a 60 mujeres desde el pasado día 17, cuando se anunció la supuesta tregua.


Boko Haram, cuyo nombre significa en lenguas locales “La educación no islámica es pecado”, mantiene una sanguinaria campaña en el país que ha costado la vida a más de 3.000 personas en lo que va de año, según datos del Gobierno nigeriano.