Banco MundialEl Presidente del Grupo del Banco Mundial, Jim Yong Kim, se comprometió hoy a aportar US$50 millones horas antes de la conferencia “Haití: Agua limpia, mejor saneamiento, mejor salud”, haciendo un llamamiento a donantes y demás socios a unir esfuerzos y ayudar a mejorar el acceso a fuentes de agua y saneamiento seguros para todos los haitianos, con el fin de prevenir las enfermedades transmitidas por el agua.


“Hemos avanzado significativamente en el control de la epidemia de cólera en Haití, aunque demasiadas personas continúan enfermándose, más que nada porque no pueden acceder al agua limpia y carecen de sistemas de saneamiento. El cólera sigue siendo endémico y las enfermedades transmitidas por el agua son unas de las principales causas de mortalidad infantil en Haití”, dijo Kim.


El anuncio da inicio a una conferencia de alto nivel -presidida por Kim y el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon- invitando a socios líderes a unirse en un esfuerzo por mejorar sustancialmente la cobertura de agua y saneamiento en Haití, y fortalecer los servicios de salud.


La diarrea causa más muertes en menores de cinco años que el VIH/SIDA, la malaria y el sarampión juntos, de acuerdo a cifras de la ONU. Un nuevo análisis de costos llevado a cabo por el Banco Mundial, el Departamento de Salud haitiano y la Dirección Nacional para el Agua y Saneamiento (DINEPA, por sus siglas en francés) estimó que en los próximos tres años se necesitará una inversión de US$310 millones en agua, saneamiento y salud para salvar vivas y evitar el cólera en áreas de alta prevalencia.


“Ampliar la cobertura del agua potable y el saneamiento es posible. No podemos ignorar esta oportunidad para evitar que miles de jóvenes haitianos adicionales mueran a causa de enfermedades transmitidas por el agua”, agregó Kim.


Este nuevo compromiso de US$50 millones por parte del Banco contribuirá a la implementación de un proyecto que beneficiará a alrededor de dos millones de personas en los lugares más afectados por el cólera en zonas rurales de Haití. Todas las escuelas y clínicas en los municipios incluidos en esta iniciativa recibirán servicios de agua y saneamiento prioritarios. El Ministerio de Salud haitiano ya está implementando una iniciativa de US$90 millones financiada por el Banco Mundial que permitirá el acceso a servicios adecuados de salud a 1,8 millones de madres y jóvenes en los próximos cinco años.


“Esta reunión es una oportunidad para que los socios comprometidos analicen el plan para erradicar el cólera en Haití y mejorar el acceso a iniciativas de agua limpia y saneamiento. Asimismo, debemos asegurarnos de que los compromisos sean cumplidos y que Haití continúe en la senda hacia la erradicación del cólera dentro de sus fronteras”, dijo el Primer Ministro haitiano, Laurent Lamothe.


Esta conferencia se da tras la reunión técnica que tuvo lugar durante las últimas Reuniones del Primavera del Grupo del Banco Mundial y el FMI, en donde los máximos expertos en cólera discutieron la necesidad de un diagnóstico integral y un plan de inversiones orientado a resultados que respalde el plan a diez años haitiano para erradicar el cólera. Como respuesta, el gobierno lanzó -junto a UNICEF y socios para el desarrollo- una Campaña Nacional de Saneamiento que será financiada parcialmente mediante los compromisos realizados hoy. “En julio hice una emotiva visita a Haití, en donde escuché de primera mano cómo el cólera afecta a las familias”, dijo el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.


“También pude observar de lo que son capaces las comunidades, con un poco de ayuda, para tratar los riesgos subyacentes y liberarse de esta enfermedad. Junto al Primer Ministro Laurent Lamothe lanzamos una campaña de saneamiento total para elevar las normas de saneamiento y mejorar las condiciones de salud. La conferencia de hoy es un paso importante que sirve para recordarle a la comunidad internacional del trabajo a largo plazo que se necesita en Haití para construir sistemas que eviten otros brotes de enfermedades transmitidas por el agua, el cólera incluido”, agregó.


Alrededor del 38% de los haitianos carece de acceso a agua limpia, mientras que solo el 24% de las familias haitianas tienen acceso a saneamiento mejorado. La evidencia muestra que para América Latina y el Caribe, por cada dólar invertido en agua y saneamiento se obtienen siete dólares, entre ahorros en atención a la salud y mejoras en la productividad. Esta nueva iniciativa insta a realizar a un esfuerzo coordinado para el agua y saneamiento que ayude a salvar vidas y mejorar la salud de las personas.