adolEl trabajo infantil, la falta de oportunidades educativas, los problemas familiares y la deserción escolar constituyen las primeras causas que llevan a los adolescentes a delinquir, según revela el estudio “Autopercepción de Factores Causales de la Delincuencia en Adolescentes en Conflicto con la Ley Penal en República Dominicana”, elaborado por la Procuraduría General de la República y la universidad Unibe.


De acuerdo con la muestra, esos factores son los responsables de que los adolescentes y jóvenes se inicien en el uso de sustancias sicoactivas, tanto legales como ilegales, alrededor de los 13 años.


“Encontramos que la media de inicio de consumo de alcohol fue a los 13.08 años de edad. La edad de inicio de uso de cigarrillos fue similar, iniciando a los 13.61. Finalmente, el uso de consumo de drogas inició a los 14.04 años y el 33.6% admitió uso de marihuana, mientras que el 3.7% admitió uso de cocaína”, observa la investigación que tomó de muestra a 224 varones y 17 hembras presos.


Resalta que del grupo que admitió el uso de drogas, 35 participantes cometieron el delito bajo los efectos del alcohol y 29 bajo los efectos de la droga. Sexualidad precoz y forzada. El estudio reveló que 236 de los participantes reportó haber sostenido su primera relación sexual alrededor de los 13 años y con un promedio de 4.19 parejas en el año anterior a la toma de la muestra. De esos, solo el 18% se había realizado una prueba de VIH.


Asimismo se determinó que de los objeto de estudio un 5.4% había sido forzado a tener relaciones sexuales antes antes de ingresar al centro de reclusión y un 2.5% después. En ese aspecto también se reveló que un 23.2% de los jóvenes evaluados había tenido relaciones sexuales en algún momento de su vida por dinero o intercambio de bienes materiales.


Trabajo infantil. El 92.12% de los participantes (222) en la investigación reportó haber trabajado en algún momento de sus vidas, e iniciaba el trabajo alrededor de los 12.27 años de edad, sin embargo, algunos reportaron edades tan tempranas como los 5 años.


“Los tipos de trabajo variaban y valoraciones cualitativas mostraron historial de trabajo desde limpiabotas, trabajos agrícolas, hasta trabajo en la construcción, colmados y otros establecimientos”, señala. El estudio resalta que cuando se valoró el trabajo infantil al momento de cometer el delito, el 68% (164) trabajaba y, de esos, aproximadamente el 90% trabajaba 5 días o más por semana.


Escolaridad. En lo relativo al tema de la escolarización y educación general, un 42% (103) de los jóvenes y adolescentes estaba asistiendo a la escuela al momento de cometer el delito y la misma cantidad expresó que no había abandonado la escuela. Los que sí la abandonaron lo hicieron a los 13 años en promedio. Como razones para abandonar la escuela citaron: aburrimiento 10.8%; No le gustaba 7.5%; No tenía dinero 6.2%; Era muy difícil 4.1%; Le daban golpes 3.3%; Los padres los obligaron a trabajar 3.3% y porque se burlaban de ellos, un 2.5%.


De acuerdo con la muestra, un 13.8% alcanzó el séptimo grado de primaria; el 12.1 octavo y el 12.5 Primero de Bachillerato. El 80% refirió que sabe leer y y sobre la mitad refiere que recibió ayuda ante dificultades que tuvo en la escuela.