actAl concluir un vía crucis-caravana en el Palacio Nacional, sacerdotes de la diócesis de La Vega, dirigentes de izquierdas y comunitarios, advirtieron que ocuparan loma Miranda el primero de diciembre y que no habrá paz en el país si esa reserva natural no es declara por ley parque nacional.


La advertencia fue hecha por el padre Rogelio Cruz luego de su llegada a las inmediaciones de la Casa de Gobierno desde la entrada de loma Miranda, en La Vega, junto a otros sacerdotes, dirigentes comunitarios y defensores del medio ambiente.


Los manifestantes se congregaron frente al Palacio Nacional, custodiados por un fuerte contingente policial, para exigirle al presidente Danilo Medina que rectifique las observaciones que hizo al proyecto de Ley que declaraba este recurso natural parque nacional.


Con el objetivo de mantener vivo el tema y sus aspiraciones que sea creado el parque nacional loma Miranda, Rogelio dijo que han preparado una serie de actividades que incluyen manifestaciones en Nueva York del 24 al 30 de noviembre y mantenimiento del campamento en La Vega.


Anunció, además, que el próximo día 10 viajará a la ciudad de Nueva York para entregar ante la ONU una copia del recurso de inconstitucionalidad incoado contra el Gobierno por desconocer la pieza aprobada por el Congreso Nacional. Reiteró que el presidente Medina para tomar observar al referido proyecto se colocó del lado de los intereses de la Falconbridge.


Dijo que sometieron un recurso de inconstitucionalidad al Tribunal Constitucional (TC) a las observaciones que hizo el mandatario. Cruz reiteró que no desmayaran hasta lograr loma Miranda sea parque nacional y que se mantendrá en las calles al frente de las protestas. “Con el pueblo no se juega y que el tema loma Miranda no ha muerto”, agregó.


“Si el Gobierno quiere paz que haga justicia y que declare a loma Miranda parque nacional, pero a partir de este momento no habrá paz en el país”, reiteró. Los manifestantes, portando lazos verdes en el pecho y pancartas, entonaron distintas consignas para que sus demandan fueran escuchadas, mientras los efectivos policiales y de AMET, aseguraron el perímetro.