un


La Unión Nacional de Transportistas y Afines (Unatrafin) asume el reclamo de las centrales sindicales para que se produzca un aumento general de salarios que beneficie a todos los trabajadores del país incluidos guardias y policías.


En rueda de prensa, el presidente de Unatrafin, Arsenio Quevedo, informó que los consumidores han perdido el poder de compras en alrededor de un 27% de la capacidad adquisitiva nacional, lo que empobrece a los que diariamente dejan su fuerza laboral en las empresas públicas y privadas.


Mostró extrañeza por la actitud de los empresarios, ya que en la medida en que se aumente la capacidad de los trabajadores para adquirir bienes y servicios se aumenta la ganancia de los que producen.


Deplora que los empresarios ofrecieran como última propuesta de incremento salarial un 8.8 por ciento al salario mínimo y un 10 a un 12 para los demás sueldos, cuando la canasta anda por las nubes.