Frozen


Una demanda de 250 millones de dólares ha sido presentada en contra de Walt Disney, reclamando que su mega éxito Frozen fue robado directamente de una historia de la vida real de alguien.


Isabella Tanikumi —quien también responde al nombre L. Amy Gonzalez— ha presentado una demanda reclamando que la película animada de Disney sobre la Princesa Anna, su mágica hermana Elsa y Olaf, su muñeco de nieve que habla, tomó elementos de su autobiografía Living My Truth de 2010.


Los documentos del tribunal obtenidos por E! News incluyen una lista de 18 elementos de Frozen que Tanikumi reclama fueron plagiados directamente de su libro.


Estos elementos incluyen que ambas historias tienen dos hermanas, una aldea, traición, puertas/entradas abiertas y un “escenario con una luna”.


Los documentos también declaran que la autora no solo busca un pago por daños de 250 millones de dólares, sino que además que Disney “deje y desista de cualquier y toda venta, distribución y
comercialización de Frozen en cualquier formato de medios de comunicación”.


Eso incluiría muchos productos, considerando que Frozen es una de las más grandes franquicias de Disney.


La película de 2013 fue increíblemente popular en la taquilla recaudando alrededor de mil millones de dólares. También ha ganado millones en mercadería, y se espera haga millones más con un show en Broadway, secuelas y, dentro de poco, hasta un juego de parque temático en Disney World.


“La señorita Tanikumi es una persona muy privada y no desea ser entrevistada en este momento”, le dijo el abogado de Tanikumi, William T. Anastasio, a E! News. “Conforme el caso avance en los tribunales, estoy seguro que habrá más información disponible en relación a sus afirmaciones”.


Otra de las obras de Tanikumi, “Yearnings of the Heart”, también fue mencionada en la demanda.


La exitosa película animada se basa de manera flexible en el cuento de hadas de Hans Christian Andersen “La reina de las nieves”, según Disney.


Cuando se le pidió un comentario, una portavoz de Disney recordó la canción más famosa de la película en su respuesta por correo electrónico: “This is beyond ridiculous, she needs to let it go” (“Esto es más que ridículo, ella necesita olvidar el asunto”).