Panda Gigante


Bai Yun, la panda gigante del Zoológico de San Diego, suele pasar hasta 12 horas diarias masticando bambú. Por eso, cuando se partió un diente inferior, había que repararlo.


La panda de 23 años fue al dentista el miércoles, donde le dieron anestesia y repararon el diente partido. Además le hicieron una limpieza y unas radiografías.


El diario Los Angeles Times informó que se reparó el diente con una aleación.


El bambú es masticable, pero para que sea nutritivo hay que romperlo y mascarlo mucho tiempo.