Ucrania


Un tanque del Ejército ruso atacó un campo de aviación en el este de Ucrania este lunes, dijeron funcionarios militares de Ucrania, lo que suma más tensiones entre los gobiernos de Kiev y Moscú.


Una batalla está en marcha en el aeropuerto de la ciudad oriental de Luhansk, dijeron funcionarios antiterroristas de Ucrania.


Poco antes del ataque, Rusia instó a los militares de Ucrania a retirarse de los centros de población civil en el este, pues alegó que los separatistas de la región no se desarmarán por temor a perder la vida.


También este lunes, Ucrania dijo que uno de sus barcos de patrulla volcó y dos de sus tripulantes están desaparecidos frente a la costa en la ciudad de Mariupol. Los funcionarios no dijeron quién estaba detrás del ataque.


El presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, ha dicho que miles de soldados rusos están en el este, ayudando a los separatistas.


Aunque Rusia ha negado el envío de sus tropas a Ucrania, ha defendido la acción de los rebeldes en el este.


“Washington y Bruselas tienen que pedir a las autoridades de Kiev que detengan los bombardeos a las casas, las escuelas, los hospitales y demás porque no dejan a los milicianos otra opción que ponerse de pie para proteger a su pueblo”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Sergei Lavrov.


“No pidamos a los milicianos deponer las armas y dejarse matar”, agregó el ministro que descalificó las amenazas como una vía para solucionar el conflicto.


“Sentémonos y hablemos en vez de amenazar con sanciones y hacer demandas absolutamente irreales a la milicia de deponer las armas”, dijo. “De esto se trata el plan de paz de Poroshenko”.


El presidente de Rusia, Vladimir Putin, desató la polémica cuando habló de “estatalidad” para el este de Ucrania.


“Conversaciones significativas sustantivas relacionadas con las cuestiones de organización y de la condición de Estado político de la sociedad en el sureste de Ucrania deben comenzar de inmediato con el fin de proteger a las personas que viven allí”, dijo Putin el domingo.


El Kremlin negó más tarde que Putin estuviera promoviendo la creación de un Estado en la región, diciendo que se refería a las conversaciones inclusivas con todas las partes representadas.


Rusia se anexó la península de Crimea de Ucrania en marzo tras el derrocamiento del presidente Viktor
Yanukovich el mes anterior.


La violencia estalló en las regiones orientales de Donetsk y Luhansk en abril, cuando los líderes separatistas declararon la independencia del gobierno en Kiev. Desde entonces, el conflicto entre los rebeldes prorrusos y las fuerzas armadas de Ucrania ha matado a 2,500 personas, según Naciones Unidas.


Poroshenko advirtió que la crisis de su país con Rusia ha empeorado, y avanza poco a poco a una “guerra a gran escala”, mientras que la Unión Europea ha exigido a Moscú retire sus tropas o enfrentar sanciones adicionales.


El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, dijo que nuevas sanciones están en camino para Rusia. Las propuestas estarán listas para su examen en una semana, dijo el fin de semana.