NEPAL-EVEREST-FILES


Dos montañistas europeos, uno alemán y otro italiano, murieron en un alud en el Himalaya cuando intentaban alcanzar la decimocuarta cumbre más alta del mundo, y otro japonés sufrió una caída mortal en otra cumbre, anunciaron este sábado las autoridades nepalíes.


Un equipo de alpinistas de élite, entre ellos el suizo Ueli Steck, el italiano Andrea Zambaldi y los alemanes Benedikt Boehm, Martin Maier y Sebastian Haag, se encontraban el pasado miércoles a 100 metros de la cumbre de Shisha Pangma (8.027 metros) en China, cuando se produjo el alud.


“Un alud se llevó por delante a dos escaladores, un alemán y otro italiano, en el Shisha Pangma”, dijo Ang Tshering Sherpa, presidente de la Asociación de Montañismo de Nepal.


El patrocinador de los escaladores, Dynafit, confirmó en un comunicado la muerte de Haag y de Zambaldi. Por el momento, los cuerpos no han podido ser recuperados, añadió.


El alemán Martin Maier logró sobrevivir al accidente y se dirigió al Campo 3, situado a unos 7.300 metros de altitud, donde recibió atención médica.


Al menos unos veinte escaladores han muerto al intentar coronar el Shisha Pangma. Asimismo, 16 guías nepaleses murieron el pasado mes de abril en un alud en el Everest, la montaña más alta del mundo.


Por otro lado, un experimentado alpinista japonés, Yoshima Sasaki, sufrió una caída letal el viernes tras subir el Monte Manaslu, la octava cima del mundo, en el noroeste de Nepal, anunció el ministerio de Turismo de este país.


El alpinista, de 59 años, perdió el equilibrio y cayó a 7.300 metros de altitud, después de coronar la cima del Monte Manaslu, de 8.156 metros.