Tormenta Solar


Según alertó la NASA, desde hace años no lograba captarse una tormenta solar de la envergadura que se produjo el miércoles, cuyos efectos en la Tierra se esperan para estas horas, según informó la NASA.


Las imágenes que encabezan este artículo fueron obtenidas en el Observatorio de Dinámica Solar ubicado en Greenbelt (Maryland, EE.UU.), el mismo miércoles, donde calificaron la erupción como X1.6: la letra marca una intensidad alta del fenómeno, mientras que el número indica cuántas veces es el máximo.


De acuerdo al astrónomo Tom Berger, director del Centro de Prevención del Clima en el Espacio con sede en Boulder (Colorado, EE.UU.), la intensidad de esta tormenta así como el lugar del Sol en el que se originó, la hacen “significativa”.


Aunque estas “llamaradas solares” no suponen riesgos para la salud de los seres humanos, sí se espera que –en este caso y dado al tamaño de la erupción– afecte a las telecomunicaciones terráqueas.