af


PARÍS (AP) — Pese a que no se avizoraba un acuerdo, el principal sindicato de pilotos de Air France anunció el domingo que puso fin a su huelga de 14 días, luego de dejar en tierra cerca de la mitad de los vuelos de la aerolínea, dejar varados a miles de pasajeros en todo el mundo y hacer a que el propio primer ministro francés calificase el paro de “egoísta”.


Luego de una sesión de 15 horas de negociaciones con la gerencia, que duró hasta altas horas de la noche, líderes del gremio SNPL se fueron sin acuerdo, pero dándose cuenta de que la huelga “no es un fin en sí”, dijo el vocero Antoine Amar.


En una declaración más tarde, el gremio dijo que ponía fin al paro por “los intereses de la compañía y los pasajeros”.


La huelga, que comenzó el 15 de septiembre, fue la más larga en más de cuatro decenios por pilotos de Air France, dijo el funcionario sindical Gillaume Schmidt. La compañía de 81 años realiza en la actualidad unos 1.500 vuelos diarios y el año pasado transportó a 77,3 millones de pasajeros, lo que le hace una de las mayores aerolíneas de Europa.


Air France, en su propia declaración, dijo que el servicio regresará “progresivamente” a la normalidad el martes — lo que significa que los vuelos cancelados ya el domingo y lunes no serán reinstaurados. La compañía saludó el fin del paro, diciendo que “va a resultar costoso y dañino. Duró demasiado”.


Alexandre de Juniac, director ejecutivo de la compañía matriz Air France-KLM, dijo que los miembros del equipo gerencial “están conscientes del trauma que vivieron nuestros clientes, empleados y socios”, de acuerdo con la declaración.


En el centro del conflicto están los planes de Air France de crear una afiliada de bajo costo, Transavia, para operar en nuevos mercados en Francia y otras partes de Europa y competir mejor en momentos en que las aerolíneas han reducido la participación de mercado de los gigantes del sector, como Air France.


El gremio de pilotos dijo que no se oponía a esos planes, pero que rechazaba las condiciones laborales propuestas por la gerencia. Los pilotos iniciaron el paro hace dos semanas por temores de que la administración buscaba trasladar empleos a países con menores impuestos y costos.


En una retirada táctica, la gerencia ofreció el miércoles eliminar una parte central del plan, que preveía cambiar la mayoría de sus operaciones europeas a Transavia, pero los pilotos se mostraron insatisfechos y dijeron que los contratos propuestos para las operaciones de Transavia en Francia eran insuficientes.


En su declaración, Air France “confirmó su decisión de continuar su desarrollo acelerado de Transavia en Francia, sin demoras”, lo que parece indicar que quedaron asuntos por resolver. La aerolínea dijo que mantiene sus planes de crear 1.000 empleos en Francia por medio de Transavia, incluyendo 250 puestos de piloto.