car



BARAHONA.-  La Policía de esta ciudad investiga el secuestro de un mayor y un raso de la institución por parte de reclusos que   intentaron   protagonizar una fuga masiva de la cárcel pública local, en cuya acción un recluso resultó con heridas múltiples de perdigones.


El informe preliminar señala que cuando los reos, con cuchillos  y otros  objetos punzantes, secuestraron a los dos uniformados, los  agentes que estaban en el área  dispararon sus escopetas  y lanzaron bombas lacrimógenas al interior del penal para liberar a sus compañeros.


El mayor que estuvo secuestrado por unos 40 minutos fue identificado como  Cándido Lantigua, mientras que el raso es Luis E. Matos Vallejo, llavero del recinto carcelario, en tanto que el recluso herido de perdigones responde al nombre de  Benjamín Guzmán, quien fue impactado cuando supuestamente intentó escapar por la parte trasera de la cárcel.


El informe preliminar  da cuenta que este domingo en la tarde a eso de las cinco y treinta minutos, el oficial y el agente penetraron al patio del penal para realizar el conteo de los más de 500 presos para introducirlos en sus respectivas celdas, tras haber concluido la visita dominical.


Indica que el mayor y el raso escucharon gritos de un recluso que supuestamente había sido secuestrados por sus compañeros, por lo que el oficial ordenó a unos reos que tenían un radio sintonizado con música que bajara el volumen, lo que molestó a los presos, quienes lo agarraron cuchillos en manos y trataron de introducirlo en la celda número cinco.