Gaza


El nuevo relator especial de Naciones Unidas para los territorios palestinos ocupados desde 1967, el indonesio Makarim Wibisono, se mostró hoy “alarmado por el devastador impacto” que tuvo la última ofensiva israelí en la población civil de Gaza.


Wibisono efectuó la última semana una visita a los Territorios Palestinos Ocupados para ver las consecuencias de la última ofensiva del Ejército israelí, conocida como “Margen protector”, que entre los pasados 8 de julio y 26 de agosto llevó a cabo en Gaza y en la que murieron más de 2,000 palestinos.


En un comunicado, el relator recuerda que la ofensiva acabó con 1,479 civiles muertos, 506 de ellos niños, y 11,231 heridos, incluidos 3,436 menores “muchos de los cuales quedarán discapacitados de por vida”,


“Decenas de miles de niños vivirán con el trauma de haber sido testigos de asesinatos horrorosos de personas de su familia, amigos y vecinos enfrente de sus ojos”, añadió la nota.


“Esta situación hace preguntarse sobre las posibles violaciones a la ley humanitaria internacional”, agregó.


El relator calificó de “insostenible” el argumento esgrimido por Israel de la “autodefensa contra una población ocupada y que vive bajo un bloqueo ilegal ante la ley internacional”.


Wibisono recordó que la mitad de los casi dos millones de gazatíes son menores de 18 años y que las consecuencias de la violencia tendrán secuelas a largo plazo.


“No hay un solo niño en Gaza que no esté sufriendo los efectos perversos del conflicto”, indicó.


Además, el relator recordó que se estima que hay unos 7,000 artefactos explosivos en la Franja, lo que expone a todos los habitantes a un enorme peligro; que 228 escuelas fueron dañadas durante los 50 días de ofensiva; y que unas 60,000 personas aún viven en refugios después de que sus viviendas quedaran destruidas.


Asimismo, los hospitales que funcionan tienen que enfrentar cortes en electricidad, equipamientos y medicinas.


“Israel debe inmediatamente acabar con el bloqueo por tierra, mar y aire a Gaza, y permitir urgentemente los materiales más necesarios para la reconstrucción”, urgió Wibisono.


El relator especial se mostró muy preocupado por la situación de los palestinos de Cisjordania, que padecen el regular uso excesivo de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad israelíes.


“El uso de munición real contra palestinos indefensos es injustificable”, dijo el relator, recordando que del 12 de junio al 31 de agosto 27 palestinos fueron asesinados en Cisjordania, cinco de los cuales menores de edad.


El próximo octubre, el relator especial presentará un informe oral a la Asamblea General y un informe completo por escrito al Consejo de Derechos Humanos en marzo de 2015.