rec


Hace tres años que Wander Valdez dejó de abrirse paso entre los vehículos ofreciendo tarjetas de llamadas y lentes de sol para dedicarse a recoger cartones, papel y botellas plásticas en varios residenciales del centro de la ciudad. No esconde la vergüenza que al principio le producía la idea de cruzarse con algún conocido mientras rebuscaba entre la basura y que le llamaran “buzo”,  nombre con el que se suele etiquetar a quienes se dedican a este oficio.


Sin embargo, ese sentimiento desapareció al poco tiempo, al ver las excelentes ganancias que su labor le reportaba y que le permitían llevar el sustento diario de su mujer y sus cuatro hijos.Desde muy temprano y hasta que se oculta el sol, Wander recorre los sectores Piantini, Los Jardines del Norte y Arroyo Hondo, donde 30 edificios de apartamentos y ocho colegios de la zona, se han convertido en suplidores fijos de esa basura que él considera un tesoro y que luego vende a una cartonera ubicada en una concurrida avenida a RD$3 el kilo. “Hay veces que el día está más o menos, pero yo me puedo ganar entre RD$1,500.00, RD$1,200.00 y hasta RD$2 mil, depende de cómo esté el día y la suerte. Pero gracias a Dios siempre uno lleva el pan a su casa sin tener que hacer lo mal hecho”, dice orgulloso.El joven, de 32 años, que empezó pedaleando un triciclo alquilado, ya tiene una camioneta, dos empleados y el sueño de extender su red de recolección de residuos reciclables en la avenida John F. Kennedy, desde la avenida Máximo Gómez hasta el kilómetro 9 de la Autopista Duarte. “Yo nunca en mi vida me había imaginado que yo iba a estar recogiendo basura. Quizás en mi campo se asombren de lo que yo hago, pero ese es el logro más grande que yo he tenido en mi vida. Para mí es un orgullo recoger mi material y le pido a Dios que me ayude a seguir adelante y mañana pueda decir: me sacrifiqué, pero ahora me toca comer sentado”, dice con ilusión. El ejemplo de superación de Wander ha motivado a muchas otras personas a incorporarse a esta peculiar labor, y poco a poco el ejército de recolectores de basura reciclable va en aumento, aligerando la carga de desechos que llega al vertedero de Duquesa y al mismo tiempo, alimentando a una industria que crece vertiginosamente.Exportación de basuraActualmente, la exportación de desechos plásticos, papel, cartón y aluminio, reporta alrededor de 30 millones de dólares al año, según reveló el asesor en materia de residuos sólidos del Ministerio de Medio Ambiente, Domingo Contreras, quien agregó que el país apenas recicla el 8% de los desechos que produce.Sin lugar a dudas, se trata de una actividad que podría generar grandes beneficios económicos, ambientales y de salubridad al país, tomando en cuenta que diariamente se producen unas 11 mil toneladas de basura, de las cuales, 4 mil tienen potencial para ser reutilizadas.Al hacer los cálculos, Contreras estima, que el país deja de percibir ganancias por alrededor de US$350 millones, equivalentes a RD$15 mil millones.Pero las ventajas del reciclaje no sólo se limitan al tema económico, ya que su aplicación disminuye drásticamente la presión sobre los recursos naturales.Por citar un ejemplo, la recuperación de una sola tonelada de papel evita que se corten 17 árboles y que se consuman 50,000 litros de agua y más de 300 kilogramos de petróleo.“No es solo la parte económica. Con las últimas lluvias, los drenajes, las cañadas, los ríos, las costas están llenas de estos materiales, que suelen ser el refugio para larvas y mosquitos generadores de enfermedades y problemas sanitarios, o sea, el tema de reciclaje también tiene un componente de salud importante, de cuidado ambiental, educación y economía, esos cuatro elementos de manera integrada”, agrega Domingo Contreras. –