Rojo


Nunca podremos saber lo que pensaron nuestros antepasados hace miles de años, cuando tomaron crayones naturales por primera vez y comenzaron a pintar sus cuerpos.


Pero tal vez, lo significativo sea que eligieron un intenso ocre rojo: el color de nuestra sangre y un vívido recordatorio de la vida y la muerte


Hoy en día, los tonos escarlata están relacionados con el poder, la agresión y el sexo: desde el bermellón de los símbolos reales de la reina de Inglaterra hasta las llamativas luces de neón de la zona roja de Ámsterdam.


Y esas asociaciones pueden no ser una coincidencia. Una nueva rama de la ciencia llamada”psicología del color”, ha encontrado que el rojo puede tener un profundo efecto sobre nuestro estado de ánimo, nuestras percepciones y acciones.


Incluso, vestir de rojo puede tener un efecto sobre nuestra fisiología, sobre el equilibrio de las hormonas y puede alterar el rendimiento en un partido de fútbol. Entonces, ¿por qué son tan potentes los tonos rubí, carmesí y escarlata?