ca


El Poder Ejecutivo dispuso el 29 de agosto la cancelación y retiro forzoso de 79 miembros de la Policía Nacional, entre ellos oficiales superiores, subalternos y alistados, por vínculos con la comisión de delitos.


La medida, informada ayer, fue adoptada por recomendación del Consejo Superior Policial e incluye sanciones disciplinarias contra dos coroneles.


La Dirección de Información y Relaciones Públicas de la Policía precisó que dos coroneles fueron puestos en retiro, por cometer distintas irregularidades.


De igual forma fueron puestos en retiro forzoso tres tenientes coroneles, quienes fueron investigados de manera interna.


También el Poder Ejecutivo separó de la Policía por retiró a cuatro mayores y dos capitanes. De igual forma fueron expulsados 12 primeros tenientes y 21 segundos tenientes. Además, canceló y puso en retiro a cinco sargentos mayores, cuatro sargentos, tres cabos, 23 rasos y un asimilado. La nota no precisa las fallas de los agentes que fueron cancelados.