boc


SANTO DOMINGO. El nuevo ministro consejero encargado del área consular de Belladere, en Haití, Andrés Boció Fortuna, juramentado hoy en el Palacio Nacional y al que se le vincula con  acciones ilegales, afirmó que “no tiene cola que le pisen”.

 

Dijo que es un político de larga data que no tiene fortuna mal habida por lo que se somete a la opinión pública para que determine quién es él.

 

Manifestó que nunca ha tenido problemas con la Justicia. Sin embargo, una publicación del digital Acento señala que el diplomático fue cancelado a principio de 2007 como cónsul en Belladere por alegadamente operar dos consulados clandestinos mediante los cuales se emitían visas sin autorización de la cancillería.

 

Boció rechazó la información y dijo que probablemente los periodistas se interesan porque los instruyeron para que se lo preguntaran. Sobre el particular fue entrevistado el canciller Andrés Navarro, pero dijo que no tiene conocimiento de esa situación.