stg


El ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo, reveló ayer que trabajan en la planificación para la construcción del edificio destinado a las operaciones del 9-1-1 en Santiago, que será levantado con una inversión que ronda los US$7 millones.


El funcionario dijo que la nueva edificación tendrá características similares al que funciona en la capital. “Un edificio moderno, sismoresistente, sobredimencionado en su estructura porque, ante una calamidad, debe quedar en pie y porque sabemos que Santiago es una zona sísmica”, indicó.


Señaló que dispondrá de muchos parqueos y facilidades, y estará ubicado en unos terrenos alrededor de la Circunvalación Norte.


Castillo explicó que quieren llamar a un proceso de licitación, pero aun no han decidido si se haría de esa forma o por administración. “Hay premura de que ese edificio esté concluido para diciembre del 2015 o enero 2016.


El ministerio de la presidencia ha avanzado mucho con el equipamiento de todas las patrullas; hemos recibido donaciones de países amigos que harán que esa implementación sea modelo”, señaló.