fi


SANTO DOMINGO. La Procuraduría General de la República agotó el trámite que busca determinar cuál fue la persona autora de la escritura de un papel encontrado en el cañón de una pistola colocada debajo del colchón de la cama del presunto distribuidor de drogas Erick Manuel Andújar (Peña).


Las pesquisas son llevadas a cabo por la Inspectoría General del Ministerio Público, que dirige el procurador general adjunto Bolívar Sánchez.


El ex fiscal de San José de Ocoa, José Miguel Cuevas Paulino, quien figura en un vídeo sacándose de un bolsillo la pistola y luego extrayendo el papel del cañón del arma, fue interrogado y le fue realizada una prueba caligráfica para determinar si es el autor del escrito.


“Pa’ acé’ el trabajo de encargo”, dice el papel sacado del cañón del artefacto por el propio Cuevas Paulino durante el allanamiento.


El peritaje es realizado por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), una dependencia de la Procuraduría.


El levantamiento también incluye una prueba caligráfica a dos fiscales actuantes en el allanamiento encabezado por el imputado Cuevas Paulino.


Asimismo, cuatro agentes policiales que acompañaron al entonces fiscal de San José de Ocoa.


El Ministerio Público también solicitó la reactivación del conocimiento de la solicitud de medida de coerción, consistente en prisión preventiva en contra de Cuevas Paulino.


La decisión fue adoptada luego de que se determinara que el ex representante del Ministerio Público no estaba enfermo, durante un descenso realizado en la clínica de Nizao en el que estaba internado.


Desde ese centro médico, el imputado fue trasladado al Juzgado de la Instrucción de San José de Ocoa en una camilla, lo cual originó la suspensión sin fecha del conocimiento del caso.


Los cargos instrumentados en contra de Cuevas Paulino son prevaricación, falsificación, abuso de autoridad y violación a la Ley 36 sobre Porte y Tenencia de Armas.