Maniatico


Joseph Oberhansley, de 33 años, fue detenido por matar a su exnovia, Tammy, y luego comer varios órganos crudos de la víctima.


Según informó la policía, el hombre irrumpió en la casa de su expareja y la asesinó a puñaladas. Uno de los compañeros del trabajo de Tammy llamó preocupado a la policía porque ésta no se había presentado.


Las autoridades se presentaron en la casa de la mujer donde fueron recibidos por Joseph, quien les comentó a los oficiales que Tammy no se encontraba allí. Sin embargo, una herida en la mano llamó la atención de los policías, que luego comprobaron que el hombre tenía un cuchillo en el bolsillo cubierto de sangre y pelos.


Al registrar la casa, los oficiales encontraron el cuerpo de Tammy en una bañadera. “El hombre entró a la casa por la puerta trasera y se dirigió al baño en donde la víctima se refugiaba. En ese momento tomó un cuchillo y la apuñalo hasta matarla. Incluso admitió que utilizó una sierra eléctrica para abrir su cráneo y extraer parte del cerebro que luego se comió crudo, al igual que una parte del corazón, informaron en un comunicado oficial emitido por la policía a través de CNN.


Cuando los policías le preguntaron a Joseph donde se encontraba el corazón de Tammy, el hombre dijo a los investigadores que se lo había sacado para comérselo, junto a una parte de uno de sus pulmones.


En su primera aparición en la corte el pasado 15 de septiembre, el hombre aseguró no haber cometido ningún delito y no entender por qué estaba parado ante un juez.