mat


La maternidad Nuestra señora de la Altagracia está hacinada y repleta de parturientas o madres que se recuperan después del parto.


Dos y tres mujeres “descansan” en una misma cama. Este drama se debe a la gran cantidad de parturientas y embarazadas en alto riesgo que son referidas de las provincias, sobre todo de Barahona y Baní.


El director del área de Gine-obstetricia de la maternidad asegura que el área de puerperio, después del parto, tiene capacidad para 80 camas, solo entre los meses de agosto y septiembre fueron referida 86 mujeres a ese centro de tercer nivel.


El doctor Frank Jean Ariza admite que la situación es difícil en la maternidad, pues ha crecido el número de mujeres referidas. 


De su lado, parturientas y embarazadas que son atendidas en la maternidad, deploraron las condiciones en las que se desenvuelve el servicio en el centro. Esta es temporada alta en la principal maternidad del país, donde se registra el 10% de todos los nacimientos de la República Dominicana.


El centro está sobrepoblado, asegura el gerente, quien manifiesta que nacían cada día 70 niños, pero ahora se registran 80 nacimientos, dado el incremento de los referimientos. 


Muchos tienen justificación, pero otros no tienen razón de ser, insiste Ariza. En forma transitoria se debe colocar a pacientes en sillas, y otras en una misma cama hasta lograr dar de alta a mujeres que ya han dado a luz y que han sido evaluadas.